Smart Operations, una solución para transformar la Operación y Mantenimiento de las redes de Comunicaciones | NTT DATA

ma., 27 julio 2021

Smart Operations, una solución para transformar la Operación y Mantenimiento de las redes de Comunicaciones

Más allá del reto de hacer realidad la promesa de contar con nuevos servicios que darán impulso a la  generación de ingresos, los operadores de comunicaciones son conscientes de que tendrán que enfrentarse a otros nuevos desafíos en las actividades de operación y mantenimiento (O&M) de la red a medida que avance el despliegue del 5G. En este sentido, además de la propia complejidad que conlleva gestionar esta nueva tecnología, se requiere una mayor densidad de estaciones base, lo que se traduce en un incremento de los costes de O&M si se aplican los modelos tradicionales.

Según la Comisión Europea, dotar de cobertura 5G a los núcleos urbanos europeos antes de 2025 costará 500.000 millones de euros.  Por tanto, la razón por la cual los operadores están dispuestos a invertir tales cantidades reside en los potenciales beneficios que aportará a su negocio. El potencial de incrementar ingresos ofreciendo los nuevos servicios 5G para empresas y particulares, aplicaciones IoT y nuevos casos de uso basados en tecnologías disruptivas, representa una gran oportunidad.  Sin embargo, a medida que las redes evolucionan y pasan de 4.5G a 5G,  añadiendo más complejidad e inteligencia, es preciso centrar la atención en el control de costes de operación para garantizar casos de negocio favorables, donde se aporten los beneficios previstos por el 5G en escenarios financieramente atractivos.

Durante muchos años, los operadores de comunicaciones han intentado mantener controlados los costes operativos, adoptando estrategias basadas en la externalización de una cuota de actividades de O&M  cada vez mayor, y la negociación a la baja por volumen de los precios unitarios de estos servicios. No obstante, el margen de beneficio de las empresas que trabajan en este ámbito se ha reducido drásticamente en los últimos tiempos, obligando a  optimizar costes materiales y humanos, lo que ha traducido en un riesgo de que la calidad del servicio se resienta.  Obviamente, existe un precio por debajo del cual ya no resultará rentable para estas empresas aceptar estas tareas, y este punto hará este modelo insostenible, poniendo en riesgo la operación de las redes y la  viabilidad de la inversión en nuevas tecnologías.

Por tanto, los proveedores de servicios y empresas suministradoras necesitan de modo urgente  nuevas capacidades que permitan transformar sus modelos de  operación y mantenimiento actuales, reduciendo costes operativos, pero además incrementando los niveles de calidad. Esta transformación, basada en la digitalización,  es necesaria tanto para mantener en negocio actual como para viabilizar la inversión necesaria para 5G.

Desde everis creemos que la mejor forma de optimizar los costes operativos es transformando  y digitalizando las actividades O&M mediante el uso generalizado de la automatización y otras tecnologías disruptivas como son la inteligencia artificial, las realidad aumentada, y el IoT  entre otras.

En la actualidad, las actividades de operación y mantenimiento son reactivas,  complejas, consumen mucho tiempo y requieren de mucho trabajo. Componentes importantes en la estructura de costes de esta actividad son los desplazamientos a los sites para identificar y resolver incidentes, los tiempos dedicados a la localización de elementos, el diagnóstico in-situ, la gestión de repuestos, y la resolución de problemas derivados de falta de calidad del dato. La reducción en volumen y tiempo dedicado a estas actividades es fundamental para lograr el objetivo de optimizar la actividad de O&M.

Otra de las áreas en la que los proveedores de servicios de comunicaciones tienen un área de oportunidad es el consumo de energía, que supone el 20% de los costes actuales. Se prevé que la factura de la electricidad experimente una gran subida, ya que el consumo de energía de las estaciones base de 5G es superior al de sus predecesoras, a lo que hay que añadir los nuevos dispositivos y otros equipos compatibles con tecnología Edge Computing y necesarios para proveer muchos de los nuevos servicios 5G. 

Por otra parte, el robo de equipos y el vandalismo presentan retos adicionales. Además de suponer costes extras para subsanarlos, pueden afectar al servicio y tener consecuencias graves para los clientes, especialmente para aquellos que viven en zonas periféricas.

Para dar solución a todos estos retos, everis ha desarrollado Smart Operations, una oferta de soluciones que ayuda a los operadores de comunicaciones y empresas suministradoras de servicios de O&M  a pasar de un modelo de gestión tradicional  mayoritariamente reactivo y  con alto grado de manualidad,  a un nuevo modelo proactivo, asistido digitalmente y con alto grado de  automatización.

Smart Operations convierte los equipos instalados en los sites en "inteligentes” mediante el uso de tecnología IoT para permitir que muchas actividades operativas puedan realizarse en remoto o, incluso, automatizarse, reduciendo así la necesidad de visitar el site. Asimismo, la aplicación de inteligencia artificial y machine learning ayuda a analizar los datos generados por los equipos, permitiendo al técnico detectar pautas o anomalías con mayor rapidez, así como automatizar el proceso de toma de decisiones.

Aún con todo ello, en caso de que sea inevitable realizar una visita al site, Smart Operations, permite a los técnicos  llevar a cabo sus tareas con más rapidez y calidad, ayudándoles a localizar los equipos, soportando la realización de tareas y localización de fallos, sirviéndose de la información disponible en sus dispositivos de realidad aumentada o en su teléfono móvil.

Además de capacidades de supervisión y detección de errores en tiempo real, Smart Operations, a través de procesos analíticos avanzados, puede predecir posibles fallos y degradaciones en el rendimiento de determinados equipos como baterías y generadores. 

En el apartado de seguridad, a través de sensores IoT y cámaras térmicas, Smart Operations puede detectar el acceso y la presencia de animales o personas dentro de las instalaciones, intentos de manipulación de elementos como las baterías, riesgo de incendio por análisis térmico y localización GPS de dispositivos. Adicionalmente permite reducir riesgos en determinados trabajos en altura a través del empleo de drones.

La solución Smart Operations también cuenta con capacidades para monitorizar y optimizar el consumo de energía de los elementos desplegados,  a través de sensores y actuadores, combinados con capacidades analíticas y de inteligencia artificial.

En definitiva, transformar y digitalizar las actividades de O&M y disminuir los costes operativos son requisitos clave para que los proveedores de servicios de telecomunicaciones puedan mantener sus redes y seguir invirtiendo en nuevas infraestructuras, como es el caso del 5G. Objetivos para los que Smart Operations puede ser de gran ayuda.